¿Cuánto se tarda en cobrar la jubilación una vez aprobada?

La jubilación es un momento importante en la vida de cualquier trabajador. Después de años de trabajo duro, finalmente llega el momento de descansar y disfrutar de los frutos de todo ese esfuerzo. Sin embargo, una pregunta que muchos se hacen es cuánto se tarda en cobrar la jubilación una vez que ha sido aprobada. En este artículo, vamos a explorar los plazos y los efectos económicos de la jubilación una vez que ha sido aprobada.

Tabla de Contenidos
  1. Plazo máximo de 90 días
  2. Tiempo medio de espera de 19 días
  3. Efectos económicos para trabajadores dados de alta
  4. Retroactividad de tres meses para solicitudes entregadas después de tres meses
  5. Efectos de jubilación para trabajadores en situación asimilada al alta
  6. Efectos de jubilación para trabajadores no dados de alta

Plazo máximo de 90 días

Una vez que se ha presentado la solicitud de jubilación, la Seguridad Social tiene un plazo máximo de 90 días para resolver y notificar la resolución al solicitante. Este plazo comienza a contar desde la fecha en que se presenta la solicitud. Es importante tener en cuenta que este plazo máximo de 90 días es el tiempo que tiene la Seguridad Social para resolver la solicitud, no el tiempo que tarda en realizar el primer pago.

Tiempo medio de espera de 19 días

Aunque el plazo máximo es de 90 días, en la práctica, el tiempo medio de espera para cobrar la jubilación una vez que ha sido aprobada es de aproximadamente 19 días. Esto significa que, en la mayoría de los casos, los jubilados pueden esperar recibir su primer pago en menos de tres semanas después de que su solicitud haya sido aprobada.

Artículo relacionado💡  Reclamación a la Agencia Tributaria por cotizaciones a mutualidades laborales

Efectos económicos para trabajadores dados de alta

Para los trabajadores que están dados de alta en la Seguridad Social, los efectos económicos de la jubilación comienzan desde el día del cese en el trabajo si la solicitud se entrega en un plazo de tres meses desde esa fecha. Esto significa que, si un trabajador se jubila el 1 de enero y presenta su solicitud antes del 1 de abril, comenzará a recibir su pensión desde el 1 de enero.

Si la solicitud se entrega después de tres meses desde la fecha del cese en el trabajo, la retroactividad de la pensión será de solo tres meses desde la fecha de presentación. Por ejemplo, si un trabajador se jubila el 1 de enero y presenta su solicitud el 1 de julio, comenzará a recibir su pensión desde el 1 de abril.

Retroactividad de tres meses para solicitudes entregadas después de tres meses

Es importante tener en cuenta que, aunque la retroactividad de la pensión es de tres meses para las solicitudes entregadas después de tres meses desde la fecha del cese en el trabajo, esto no significa que se recibirá un pago retroactivo por esos tres meses. En cambio, se recibirá el importe correspondiente a esos tres meses en el primer pago de la pensión.

Efectos de jubilación para trabajadores en situación asimilada al alta

Para los trabajadores en situación asimilada al alta, los efectos de la jubilación comienzan desde el día siguiente a la solicitud o cuando se produce el hecho causante. Esto significa que, si un trabajador en situación asimilada al alta presenta su solicitud el 1 de enero, comenzará a recibir su pensión desde el 2 de enero o desde la fecha en que se produzca el hecho causante, si es posterior.

Artículo relacionado💡  ¿Cuánto pagan por día de baja por accidente de tráfico? - Indemnización y rehabilitación

Efectos de jubilación para trabajadores no dados de alta

En el caso de los trabajadores que no están dados de alta en la Seguridad Social, los efectos de la jubilación comienzan el día siguiente a la solicitud. Esto significa que, si un trabajador no dado de alta presenta su solicitud el 1 de enero, comenzará a recibir su pensión desde el 2 de enero.

Una vez que la jubilación ha sido aprobada, el plazo máximo para cobrarla es de 90 días, pero el tiempo medio de espera es de aproximadamente 19 días. Los efectos económicos de la jubilación varían dependiendo de si el trabajador está dado de alta en la Seguridad Social, en situación asimilada al alta o no está dado de alta. Es importante tener en cuenta los plazos y los efectos económicos para planificar adecuadamente la transición a la jubilación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up